Todos estamos aquí por el dinero

por David Acacio el en Opinión
Money

No os engañéis, todos, del primero al último, estamos aquí por el dinero, y el que diga lo contrario está muy equivocado.

Entiendo que tenemos presente que el principal objetivo de una empresa es generar dinero (a no ser que sea alguna empresa sin ánimo de lucro o similar) y para llegar a dicho objetivo la compañía requiere de diferentes tipos de recursos (humanos, materiales, etc…). En la parte de “recursos humanos” es donde entramos todos que, gracias a nuestras habilidades, realizamos una tarea necesaria para el buen funcionamiento de la empresa. En resumen: gracias a nuestro trabajo (y el de nuestros compañeros) la empresa puede realizar su actividad y por tanto obtener un beneficio económico.

¿Verdad que esto que acabo de contar es de sentido común y todo el mundo lo tiene presente? Pues os sorprendería (o quizás no) con qué facilidad perdemos esta perspectiva. Seguro que si os pregunto el beneficio que aporta vuestro trabajo a la empresa casi todo el mundo sabría enumerarme varios de ellos (y los que no pues tenéis un serio problema). Ahora bien, si nos centramos en nuestro ámbito (tecnológico) ¿qué pasa cuando queremos realizar alguna prueba de concepto de alguna nueva tecnología? Por ejemplo una nuevo lenguaje de programación, una nueva herramienta, etc….

Cuando he realizado esta pregunta en diferentes foros normalmente la primera respuesta que recibo es que aportará eficiencia, algo que antes tardáis en hacer X tiempo con esta nueva solución que está probando es X-2. El problema de esta respuesta es que, a no ser que fiscalicemos y controlemos todo nuestro trabajo (cosa difícil pero no imposible) o realmente el beneficio de ahorro obtenido sea muy cuantificable (p.e. he pasado de 40 horas semanales dedicado a esto a 4), es muy difícil de demostrarla y de que nuestra dirección así lo perciba.

Ahora me gustaría que os planteéis cuántos de vosotros, cuando ha realizado alguna prueba de concepto de alguna nueva tecnología o herramienta, ha hecho el análisis de qué beneficio aporta esta nueva tecnología y cómo ayudaría a la empresa a maximizar beneficios (lo que en términos empresariales se conoce como ROI o RSI).

Por el entorno en que yo me muevo profesionalmente, cada vez que tengo una propuesta para realizar alguna prueba de concepto o similar tengo que elaborar todo un plan de trabajo (no lo llamaremos un plan de costes porque realmente no es así) donde hago una pequeña introducción a la tecnología o solución que quiero probar/realizar, una estimación del tiempo que voy a tener que invertir (mi equipo o yo) y el beneficio esperado traducido en la medida de lo posible a factor económico (pe. con esta solución vamos a poder ser más proactivos en la prevención de caídas del site, pasando del uptime mensual del 99.6 al 99.8, que traducido a nivel de negocio son XXX€ más).

Os puedo asegurar que realizar este tipo de estudio, aunque los valores en los que te bases para hacerlo sean aproximaciones, no es nada fácil.

Seguramente la primera vez que lo intentéis os pasará como a mí: la parte tecnológica seréis capaces de describirla con todo lujo de detalles, pero ¿cómo sé qué beneficio económico aporta a mi compañía tener el site activo un 0,2% más cada mes? Pues básicamente involucrando a la gente de negocio. Este tipo de ejercicio nos va a obligar, a la fuerza, a relacionarnos con otros departamentos y compartir con ellos las iniciativas (nos forzamos a romper los silos) y dar visibilidad a este tipo de acciones dentro de la compañía e incluso conseguir sponsors externos que no nos esperábamos.

Si no sois capaces de realizar este tipo de “ejercicio” os será muy difícil poder realizar proyectos de gran envergadura dentro de vuestra empresa, en cambio, con este ejercicio veréis como lo teneis mucho más fácil. ¿Quién sería capaz de desechar una idea que puede aportar beneficio a la compañía?

También tenemos la otra vertiente: puede ser que después de realizar todo el estudio del proyecto nos demos cuenta que realmente a nuestra empresa esa tecnología/solución no le va a repercutir en suficiente ROI y por tanto, tendríamos que descartarla por otra que sí lo haga.

Por último comentar que es obligación de la compañía dotar al trabajador de tiempo para formación o investigación. Es crucial, y más en el mundo IT, que los profesionales estén al día de las nuevas tecnologías y soluciones que aparecen en los diversos ámbitos, ya que será la única manera que se planteen aplicaciones y pruebas de concepto por parte de los trabajadores que ayuden a obtener los objetivos marcados.

Como he dicho al principio, todos estamos aquí por el dinero.

Espero vuestros comentarios y opiniones al respecto.

Comentarios con Disqus